CAMINO DE SANTIAGO TRAMO NAVARRO

Señalizaciones

El Camino de Santiago es una ruta bien señalizada, de tal manera que el peregrino sólo debe dejarse llevar, seguir la flecha amarilla y disfrutar de lo que va descubriendo en el trayecto. La señalización es dispar pero no deja lugar a dudas del itinerario a seguir.

  • En la parte navarra de la etapa de Saint Jean de Pied de Port a Orreaga–Roncesvalles: postes de madera con flechas amarillas, colocados a ambos lados del camino.
  • Al inicio de cada etapa: paneles informativos con una ortofoto indicando el recorrido, el perfil longitudinal e información específica de la etapa.
  • En puntos donde el Camino cruza o coincide con carreteras: señal metálica vertical de color azul con el anagrama del Camino (una concha de vieira amarilla que se asemeja a una estrella), la silueta de un caminante y una flecha blanca de dirección. 50 metros antes del cruce: señales metálicas avisando del peligro.
  • En los senderos: la señalización más abundante son las flechas de pintura amarilla, pero dado que el Camino de Santiago estuvo catalogado como GR65, también aparecen las marcas propias de los Senderos de Gran Recorrido, dos pequeñas franjas de pintura blanca y roja.
  • En cascos urbanos: placas de cerámica de color azul con el anagrama que se colocan en las paredes de los edificios levantados junto a la ruta.
  • En puntos conflictivos o cambios bruscos de dirección: mojones con estas mismas placas de cerámica.
  • A lo largo de todo el trayecto: flechas de metacrilato indicando la dirección correcta a seguir.
  • Señalización no oficial: montoncitos de piedras y cruces que los peregrinos van colocando al hacer la el camino.

La Credencial y la Compostela

Credencial del peregrinoCredencial del peregrino

Qué es y cómo obtener la Credencial

La credencial es un documento oficial que acredita e identifica al peregrino. En ella figuran sus datos personales, mapas del Camino de Santiago y casillas en las que se van plasmando los sellos de los lugares por donde se pasa y la fecha. Este documento es imprescindible para alojarse en albergues públicos y conseguir la Compostela, pero no concede ningún otro derecho a su portador.

La credencial tiene un precio aproximado de 1€ y se obtiene en los albergues, en la Colegiata de Orreaga/Roncesvalles, en el Arzobispado de Pamplona, en las asociaciones de Amigos del Camino de Santiago y en cofradías o refugios en los que haya delegado la iglesia de Santiago.

La Compostela

Es un documento del Cabildo Catedralicio de Santiago que certifica haber realizado la peregrinación a Santiago de Compostela. Está escrita en latín. Para conseguirla, hay que mostrar la credencial debidamente sellada y haber realizado un mínimo de 100 kilómetros a pie o a caballo; o 200 kilómetros en bicicleta.

Especial Universitarios

Los estudiantes de cualquier universidad del mundo que realicen el Camino de Santiago pueden certificar su peregrinación sellando sus credenciales en las universidades europeas jacobeas. La Acreditación Jacobea Universitaria incluye dos documentos:

  • Credencial jacobea universitaria: tanto el alumno como la universidad pueden pedirla por Internet. Su posesión dará derecho al uso de albergues jacobeos.
  • "Compostela Universitaria": certificado que se obtendrá con la credencial jacobea debidamente sellada solicitándola a través de Internet .

Menú del peregrino

El menú del peregrino está compuesto, generalmente, por dos platos, pan y postre a un precio más asequible, a veces limitado a unos horarios concretos. Los restaurantes no están obligados a ofrecer este tipo de menú. Para poder degustarlo es imprescindible acreditar la condición de peregrino (a pie, en bici, a caballo) mediante la credencial.

Medicina peregrina

  1. Prevención
    • Ampollas: cuidar calzado y calcetines. Hidratación abundante. La vaselina mentolada antes de los calcetines es un buen remedio para evitar su aparición.
    • Rozaduras: una crema protectora a base de óxido de zinc, previenen su aparición. También untar la parte dura del zapato con aceite.
    • Tendinitis o tirones: planificar las etapas de acuerdo a la forma física de cada uno. Calentar los músculos antes de empezar y estirarlos bien después de cada jornada.
    • Picaduras de insectos: evitar usar champú, jabón, cremas perfumadas y ropas oscuras porque atraen a los insectos. Utilizar repelentes.
    • Diarrea: no ingerir alimentos crudos, fruta sin pelar ni lavar, pastelería hecha a base de crema y sobre todo, agua no potable.
    • Rozaduras de ropa: la vaselina actúa como lubricante para que no se produzcan.
  2. Curación
    • Cómo curar una ampolla: con aguja e hilo pinchar la piel de la ampolla. Mover el hilo para drenarla. Sacarlo cuando se vacíe del todo. Aplicar Vetadine para que se sequen más rápido. Para aliviar el escozor, una vez vacía colocar encima un apósito de gelatina. Para poder continuar con la marcha, poner una compresa de algodón entre el calcetín y el pie.
    • Productos para aliviar las rozaduras de calzado: Natusan, apósitos para rozaduras, cremas o parches segunda piel.
    • Tendinitis o tirones leves: tomar un analgésico y aplicar una pomada antiinflamatoria en la zona varias veces al día. En casos graves, descansar unos días e incluso tomar anti-inflamatorios.
    • Picaduras de insectos: en la farmacia venden productos para aliviar los picores y evitar que se hagan heridas por el arrascado. Además hay trucos caseros que pueden ayudar: frotar la picadura con un trozo de limón, cebolla o medio diente de ajo. Un poco de amoniaco rebajado empapado en un algodón frena rápida y eficazmente el picor y la irritación.
    • Picaduras de chinches: lave las mordeduras con agua y jabón. Si el picor es fuerte, utilice una loción calmante a base de amoniaco, de venta en farmacias. En caso de un picor difícil de soportar o infecciones en la piel, es importante acudir a un centro de salud para recibir el adecuado tratamiento.
    • Diarrea: no ingerir comida. Beber abundante líquido e incluso preparados a base de agua y sales.
    • Rozaduras de ropa: aplicar en la zona una compresa empapada con una mezcla a base de dos dedos de aceite y un chorro de agua. Dejarla actuar toda la noche.

Consejos prácticos para hacer el Camino

PeregrinoPeregrino

A la hora de plantearse recorrer el Camino de Santiago, conviene prepararse para evitar imprevistos. A continuación, se ofrecen una serie de consejos básicos que hay que tener en cuenta antes de emprender la peregrinación.

 

Preparación física

La peregrinación caminando puede realizarla cualquier persona, siempre y cuando tenga en cuenta sus posibilidades físicas. Es muy recomendable prepararse antes de iniciar el viaje haciendo caminatas cortas e ir alargándolas progresivamente. Una vez iniciado el Camino, es importante dosificar el esfuerzo y evitar el agotamiento. Cada uno debe encontrar su límite y adecuar el ritmo a su preparación.

 

Planificación

Conviene preparar un plan de etapas, teniendo en cuenta que lo habitual es caminar unos 25 ó 30 kilómetros cada día. Es preferible programar etapas cortas al principio para que el cuerpo se vaya habituando. Conviene incluir algún día de descanso que puede hacer coincidir con los lugares que más le interese visitar. Es aconsejable comunicar a personas cercanas sus planes y fechas para estar localizable en caso de una urgencia.

 

Dónde empezar

Una duda habitual es decidir desde dónde empezar el camino francés. Es necesario recordar que la etapa de St. Jean de Pied de Port a Orreaga/Roncesvalles es la más dura de todas, no tanto por la distancia como por el fuerte desnivel, superior a los mil metros. Así pues, para los más preparados merece la pena atravesar los Pirineos e iniciar el camino en el bello pueblo del País Vasco francés. Para el resto, es aconsejable empezar la ruta de forma más suave desde Orreaga/Roncesvalles.

 

Cuándo realizarlo

El verano garantiza buen tiempo, pero también es la época más concurrida y puede haber problemas de alojamiento. Durante el invierno, de octubre a marzo, se corre el riesgo de encontrar lluvia e incluso nieve. Septiembre y mayo son meses idóneos por el agradable clima y la menor concentración de peregrinos. Si procede de climas más fríos, recuerde que es importante una adaptación progresiva al sol.

 

Alimentación e hidratación

Se recomienda tomar alimentos ricos en hidratos de carbono: pan, cereales, mermeladas, embutidos, pasta, arroz, patatas, galletas, barritas energéticas, frutas y frutos secos. Es preferible aumentar el número de comidas de la jornada con menor ingesta de alimentos cada vez. Si se camina por la mañana, el desayuno ha de ser contundente, pero si la marcha se realiza por la tarde, es preferible comer de forma ligera dos horas antes de empezar. Durante el trayecto, fruta fresca y frutos secos proporcionan la energía necesaria para cubrir el trayecto.

Además, es imprescindible ingerir muchos líquidos, preferiblemente no muy fríos, para evitar la deshidratación. No hay que esperar a tener sed, ya que este síntoma aparece cuando el cuerpo ha empezado a deshidratarse. Si hace mucho calor, se recomienda añadir sal al agua, e incluso media cucharadita de bicarbonato. Atención a las fuentes, arroyos y regatas del camino. Es importante asegurarse de que el agua es potable antes de beber.

 

Ropa y calzado

La ropa debe ser ligera, transpirante, no ceñida, aislante y de fácil lavado y secado. Llevar la indumentaria imprescindible (tres camisetas, dos pantalones y tres mudas de ropa interior y calcetines). No olvide el sombrero o la gorra, las gafas de sol y un impermeable o una capa.

El calzado deberá ser ligero, de horma ancha, con amortiguación, confortable, transpirable, que proteja los tobillos de posibles torceduras y permita caminar por terrenos irregulares. Si es nuevo se aconseja andar dos o tres tramos de 10 a 15 km. antes de iniciar el Camino. Se recomienda usar calcetines de algodón, acolchados y transpirables que protejan los pies de rozaduras y ampollas. Al finalizar la marcha calzarse unas chancletas o deportivas cómodas. Si se ha mojado el calzado durante la etapa, se puede secar fácilmente metiendo hojas de periódico. Si la operación se repite tres veces, el papel absorberá la humedad y dejará las deportivas listas para el día siguiente.

 

Mochila

La mochila debe adecuarse al peso y tamaño del peregrino, ser ligera, anatómica y con anclajes en cintura y pecho. Es importante tener en cuenta que, una vez llena, no debe superar 10% del peso del peregrino, con un máximo de 9 kilos. Una buena idea para tener la ropa ordenada, evitar los olores e impedir que se moje si llueve, es forrar su interior con una bolsa grande de basura y guardar la ropa en pequeñas bolsas de plástico. Los objetos más pesados y voluminosos deben colocarse en vertical y cercanos a la espalda. Un peso inadecuado puede acarrear dolencias en la espalda y en los pies. Las guías, cámaras de fotos y demás objetos de uso frecuente, deben ponerse a mano para no tener que descargar la mochila.

 

Botiquín

Es muy importante llevar consigo ciertos medicamentos para combatir las dolencias más comunes (catarro, dolor de cabeza o estómago, picaduras, ampollas…). Tijeras, aguja e hilo para curar las ampollas, crema solar de protección alta, crema para dolencias musculares, ibuprofeno, tiritas y crema relajante para los pies.

 

Otros útiles prácticos

Le sugerimos algunos: jabón de trozo para lavar la ropa, abrelatas, cuchara y cuchillo, linterna, imperdibles o pinzas para colgar la ropa, tapones para los oídos, papel higiénico, toalla y hombreras para evitar roces de los tirantes de la mochila. Llevar cazuelas y sartenes es un error, pero lo que no podrá olvidar es el saco de dormir y una esterilla, pues algunos albergues ofrecen plazas en el suelo. Para quienes vayan en bicicleta, es indispensable un candado, un casco y ropa ajustada. Los bastones ayudan a descargar peso y protegen las articulaciones de tobillos y rodillas.

 

Cuidar el Camino

Es responsabilidad de todos mantener la limpieza del camino utilizando los contenedores y los servicios higiénicos que se encuentran a lo largo del camino o bien en las poblaciones jacobeas. Nunca se debe dejar calzado ni ropa en el recorrido.

 

Caminar seguro

Protéjase del sol con crema de protección alta. Conviene madrugar para evitar las horas de más calor. En caso de agotamiento por las altas temperaturas, localice un lugar fresco para descansar y beba líquido; un litro de agua con una cucharadita de sal y media de bicarbonato le ayudará a reponer fuerzas.

Cuando camine por la carretera, siempre hágalo por el arcén izquierdo, de frente a la circulación. No conviene caminar de noche, pero si lo hace, no olvide usar reflectantes.

Caminar con una posición correcta le ayudará a prevenir dolencias musculares. Cabeza erguida, espalda recta, vientre plano, balanceo libre de brazos y… ¡buen camino peregrino!



 

Contacto y reservas

 

Póngase en contacto con nosotros llamando a los teléfonos siguientes o utilice el enlace: formulario de contacto 

HORARIO DE ATENCIÓN TELEFÓNICA DE 10:30 H A 21:30 H

 

CHECK-IN: 11.30H A 22:00 H

CHECK-OUT:  9:00 H

 

(+34)948223332

(+34)692208463 (Iñaki o César)

EMAIL: info@casaibarrola.com

 

NO ATENDEMOS WHATSAPP!!.

 

Importante confirmar la reserva por telefono el mismo día si se llega al albergue mas tarde de las 14:00 horas.

De no ser así se liberará la cama considerando nula la reserva.

 

 

Noticias

Descubra todo sobre nuestros servicios y ofertas, ahora también a través de Internet.

 

Ver todas las noticias